Psicología Perinatal

Psicología Perinatal

La Psicología Perinatal se encarga de la Salud Mental desde que aparece la pregunta "¿quiero ser madre/padre?" hasta el posparto. Incluyendo también procesos de reproducción asistida, duelos por pérdidas, interrupciones voluntarias del embarazo (IVE) y el proceso de aceptación de la no maternidad/ paternidad.

En nuestra sociedad ya no se da por hecho la maternidad/ paternidad y eso lleva a que para algunas personas o parejas sea una pregunta difícil de responder. Desde la Psicología Perinatal podemos acompañarte a tomar la decisión que sea más adecuada para ti o para vosotros. 

También nos encontramos con que muchas parejas se enfrentan a la infertilidad. Esta suele implicar un proceso largo, donde hay que tomar muchas decisiones y hay que transitar muchos duelos (el duelo por no poder tener hijos de manera "natural", tal vez el duelo genético y los duelos asociados a las pérdidas o a los intentos fallidos que se han ido quedando por el camino). 

Los psicólogos perinatales trabajamos con personas que están pasando por todo esto, brindando apoyo emocional, acompañando en la toma de decisiones, trabajando los posibles duelos y ayudando a hacer frente a desafíos emocionales como la ansiedad o la tristeza durante este período.

Durante el proceso de embarazo nos podemos encontrar muchos miedos, desde el miedo a una pérdida (especialmente en embarazos arcoíris o en procesos largos de búsqueda de embarazo), dudas sobre si someterse a una interrupción voluntaria del embarazo (especialmente si el embarazo no es deseado o hay una posible enfermedad del niño), problemas o patrones de comportamiento previos que se intensifican durante el embarazo (TOC, pensamientos obsesivos, tendencia al negativismo, ansiedad, depresión, trastornos de la conducta alimentaria, entre otros). Abordar estos problemas con el apoyo adecuado nos ayudará a mantener el bienestar tanto de la madre como del bebé.

A medida que avanza el embarazo aparece el tema del parto, en ocasiones puede haber ciertos miedos y dudas que se pueden trabajar para llegar al momento del parto confiando en tus capacidades y en tu cuerpo. Ayudando a comprender el proceso del parto, practicando técnicas psicológicas para manejar el dolor y creando estrategias de afrontamiento. 

Tras la llegada del bebé nos enfrentamos a nuevos desafíos, la familia ha de reorganizarse, asumir nuevos roles y responsabilidades y crear un vínculo emocional con el recién nacido. En ocasiones pueden aparecer problemas de ansiedad y malestar debido a dificultades con bebés que lloran mucho y/o duermen poco. Aunque el bebé fuera deseado, podemos encontrarnos con depresión posparto que es importante tratar por psicólogos y psiquiatras perinatales para proteger tanto a la madre como al bebé. 

En ocasiones el parto no ha sido como esperábamos, puede que hubiera complicaciones en el parto, que el bebé tenga que estar en cuidados intensivos o puede que el bebé esté bien, pero tienes la sensación de no haber sido la protagonista de tu parto o de haber sido coaccionada ha hacer algo que en realidad no querías. Los psicólogos perinatales te pueden ayudar a procesar y afrontar las emociones negativas asociadas al proceso del parto, dando un espacio de apoyo y comprensión y ayudando a reconstruir la sensación de seguridad y confianza en ti misma.

Además, los psicologos perinatales proporcionan orientación y apoyo en temas que tienen que ver con la crianza, el vinculo con el hijo y los cambios que se van produciendo en la dinámica familiar en las diferentes etapas. 

El objetivo de la psicología perinatal es trabajar desde la prevención y el tratamiento de la salud mental para garantizar el bienestar tanto de los padres como del bebé, mejorando la experiencia de esta etapa vital.